La sierra de Guara, es una cadena montañosa, cerca de los Pirineos, y al noreste de Huesca, que encierra multitud de paisajes naturales, que desprenden toda la magia posible a través de la vegetación, las rocas y toda la naturaleza que se aprecia a simple vista.

La ubicación general de la sierra de Guara, implica que dichos deportes de aventura que se practican en determinadas épocas del año, más que en otras, estén en todo momento controladas, para evitar el desgaste natural y reducir el impacto ambiental al máximo, en aquellas zonas en las que se podría encontrar en riesgo.

Esto quiere decir que si por ejemplo, nos encontramos en una zona en la que la altura del agua es menor de unos 50 centímetros, para evitar pisar los fondos arenosos y los lechos acuáticos, se pase por el borde del río, en vez de por dentro del agua.

Estas son algunas de las medidas que se toman por parte de los practicantes del barranquismo en la Sierra de Guara, o que se recomiendan para disminuir, en la medida de lo posible, la degradación del hábitat natural de los fondos arenosos y los cauces de los ríos, en aquellas zonas en las que se practica con asiduidad.

En suma, de lo que se trata, es de gestionar adecuadamente tanto las actividades que barranquismo Sierra de Guara promociona a sus clientes, como la conservación de los parajes naturales de gran valor ecológico, que en ningún momento queremos estropear ni hacer desaparecer.

Así funcionamos en barranquismo Tantaka, disfrutamos, cuidamos y comprendemos. De manera concreta, en la Sierra de Guara, podemos encontrar en 50 kilómetros cuadrados, un total de 200 barrancos, sin lugar a dudas, el lugar de España con mayor concentración de barrancos a disposición de nuestros grandes profesionales de guías y atrevidos clientes.