La seguridad es uno de los factores por los que nosotros, como responsables de todas las rutas que se gestionan desde barranquismo Alquézar, nos preocupamos enormemente, y desde el primer momento, intentamos gestionar de la forma más adecuada y adaptada a cada miembro de la expedición en curso.

Esto quiere decir, que cualquier asunto relacionado con el hecho de garantizar una jornada segura y estable, donde el riesgo de accidentes se vea minimizado al máximo o anulado, forma parte de un éxito común que sin ninguna duda, nos gusta compartir y poner en común con nuestros clientes, y futuros aventureros barranquistas de Alquézar.

En ese sentido, los equipamientos de seguridad que se consideran mínimos según cada caso son los siguientes:

  • Equipamiento básico: el cual consiste en una mochila que drene el agua que inundará en un primer momento el habitáculo debido a los saltos que se producirán en el agua, calzado específico montañero o de barranquismo, traje de neopreno de por lo menos 3 milímetros, mosquetones de varios tamaños, cuerdas, casco protector, arnés de seguridad, bagas de anclaje y descensotes para colocar en las cuerdas y los mosquetones, que son los que aseguran la frenada en momentos de rápel rápido.
  • Equipamiento individual: cada miembro de cada grupo de actividad de barranquismo Alquézar debe portar, y en todo momento, usar, un traje de neopreno, un casco de seguridad, escarpines de neopreno para evitar resbalamientos inseguros, arnés de seguridad, cabos de anclaje o bagas de anclaje, ochos o descensotes, bloqueadores mecánicos, mosquetones de pera, silbato de salvamento, mochila, bidón estanco de agua y navaja.
  • Equipamiento grupal: aquí se incluyen todos aquellos elementos que en cierta manera, harían posible el aumento de seguridad en el descenso de barrancos de Alquézar de una forma profesional, y por otro lado, el material que se necesitaría como resultado de un pasamanos, un rápel de varios metros de longitud, o un rescate en el mimos momento de un posible accidente, antes de llamar a los servicios de rescate oficiales de la zona. Esto implica llevar adicionalmente como equipamiento común, cuerdas de socorro, gafas de buceo, botiquín, mechero, teléfono móvil, cuerdas de progresión semiestáticas y protectores de cuerda.

Todo este material se considera vital en cualquier actividad de cualquier dificultad, que se emprenda como parte de un descenso de barrancos en la zona de Alquézar, y en este mismo sentido, al principio de la marcha, debe ser revisado, tanto en inventario para comprobar que se lleva de todo lo necesario, como en estado de los mismos elementos, para asegurar que una cuerda de salvamento no se rompería en caso de uso por emergencia.