El lema de cualquier empresa destinada al descenso de barrancos es: Montaña Segura, y en ese mismo sentido, los participantes de dicha actividad, incluido el guía experto y todo el equipo de profesionales que acompañe a los deportistas de jornada, deben tener las nociones básicas de seguridad y rescate en todo momento.

Sobretodo, en las temporadas de primavera y verano, los barrancos de Alquézar son de interés deportivo y ambiental para todos aquellos amantes de la naturaleza y de los deportes que aumentan la adrenalina en dosis controlables.

En cualquier caso, nosotros como expertos en esta materia, de barranquismo de Alquézar, y como amantes de la misma, apostamos por una actividad segura en todo momento, y orientada a terminarla con la máxima calidad posible en todo el recorrido.

Si la práctica de barranquismo en Alquézar es algo poco habitual en clientes con esa motivación, es conveniente que cuenten con expertos guías de barranquismo, que les harán practicar el mejor deporte y el más seguro, básicamente lo que hacemos en Barranquismo Alquézar.

Se han comprobado ciertas circunstancias que descontroladas, pueden hacer fracasar una expedición de aquellos que prefieren innovar yendo sin guía, u omitiendo ciertos básicos de seguridad y salud en la actividad de descenso de barrancos.

Algunas de las que más fácilmente se evitarían son las siguientes:

  • El horario, en este caso, es importante descender el barranco de día, por la mayor visibilidad, hay que saber cual es la última hora de entrada para empezar una actividad de este calibre, para evitar disgustos al tener que pasar una noche en un barranco, sin los medios adecuados para la noche.
  • El estudio de los caudales del agua en distintas temporadas del año, por ejemplo, en primavera se produce el deshielo, por lo que el caudal aumentará, y en tiempo de tormentas es también aconsejable prevenir, sabiendo o la trayectoria de las lluvias y del viento.
  • El calzado, el cual bien elegido, aleja a todos los clientes de posibles esguinces, torceduras de rodilla y demás problemas mecánicos de los pies y las piernas. Los dos factores fundamentales a controlar a la hora de elegir el calzado adecuado son la adherencia de las suelas, y la sujeción de los tobillos.
  • Saltos mal gestionados, si aún no se ha comprobado el riesgo de dicho salto, queda terminantemente prohibido arriesgarse a saltar. Aunque se crea que un barranco permanece constante en su forma y contenido, no es así, evolucionan transformándose según la época del año, y las inclemencias del tiempo.
  • Adecuación del material técnica que haya que emplearse para descender barrancos, para ocasiones de salvamento de urgencias o para realizar cualquier tramo de travesía del recorrido estipulado.
  • Por último, la atención el grupo, es decir, debe existir en todo momento, un superior que sepa gestionar en todo momento, los contratiempos del grupo de barranquismo Alquézar que puedan surgir, así como no sobrevalorar al guía experto, y siempre teniendo en cuenta la dificultad de cada tramo, la realización de cada práctica, y la segura conveniencia de dar un paso más dentro de cada barranco o descenso de barrancos en Alquézar.